Y EL DRAMA CONTINUARÁ

Sirios, iraquies, afganos y eritreos son el origen de miles y miles de inmigrantes que intentan entrar en Europa buscando paz y trabajo para tener una vida normal.

image

Suena ahora gracioso oír a la Sra. Merkel pedir solidaridad al resto de países europeos para repartirse a toda esta gente.

Se olvida la Sra. Merkel cuando llegaban a España miles y miles de subsaharianos y este país se vio desbordado para atender este drama. Solidaridad también pidió España y poco o nada recibió. Tan solo unos radares y unas cámaras en nuestras costas.

Hasta hoy Europa solo ha mirado a los inmigrantes como mano de obra barata.Cuando esta pobre gente llega ahora  de esta forma son considerados un problema.

La Europa del bienestar, de la democracia y de la defensa de los derechos humanos ahora mira para otro lado.

Y mientras tanto ¿que hacemos? ¿seguir dando la espalda viendo como los telediarios retratan a diario ahogamientos, saltos en las vallas,  muerte en las carreteras? Me temo que si.

Mientras tanto, suma y sigue.